miércoles, 12 de enero de 2011

Dices que tu madre te pregunta porque no has vuelto ya, a casa. Y le dices, que aquí tienes un buen trabajo y un piso en el centro que te encanta. 
Dejas enfriar la sopa y me preguntas si me acuerdo a veces, de lo nuestro. Si es verdad, que sólo se puede querer una vez en la vida. Y con esa vez, la consumes tanto, que nunca podrás querer igual. Sólo diferente.
---------------------------------------------------
Claro que me acuerdo: "Dos años atrás, cuando nos cruzamos en la calle. Tú con tu sonrisa alegre y tus zapatos rojos, tu pelo alborotado. Me giré cuando entraste en esa tienda de ropa y supe que ya no podría dejar de mirarte más. Que iba a ser irremediable que no pudiese parar de pensar en ti. Me acuerdo de mi móvil sonando y a ti con un vestido monísimo y de nuestra primera noche juntos, nuestra primera vez. Dicen, que eso no se olvida y yo estoy dispuesto a no hacerlo. Luego, vinieron los post-it en la nevera y tus mensajes bonitos en el contestador. Y me descubrí haciéndote caricias mientras dormías y observarte desnuda entre las sábanas de mi cama. Y luego, entendí que siempre me querrías demasiado. Que tu siempre serías demasiado para mi. Entonces supe que debía dejarte ir. Que nunca podría quererte de la misma forma que tu lo hacías. Que siempre estaría deseando hacerte feliz con mucho y luego vendrías tú y con un beso desmoronarías mi día. Me acuerdo de todas las veces que te he visto llorarme y las ganas que me he aguantado de no poder ir a abrazarte y cuidarte. De nuestra extraña forma de olvidar. 
Por eso, me acostumbré a olvidarte bebiendo, saliendo con todas aquellas chicas que no tienen nada en común contigo. Y tú, en cambio, sólo haces que salir con aquellos chicos que son todo lo que podías pedirme a mi. Sé, que lo entiendes. Pero no quieres evitarlo. Y sabes, que ahora si podrías pedirme que me fuera para siempre. Podrías pedirme que no volviese de mis vacaciones para cuidarte. Yo sólo te pido que dejes de quererme. Que este demasiado, se está volviendo más fuerte que nosotros. "
----------------------------------------------
Coges la cuchara y soplas flojito. Cierras los ojos, me das la mano y la pones en tu pecho y dices " esto nunca va a parar". 

5 comentarios:

poetadebotella dijo...

me gusto la historia de la sopa!:)

Ela dijo...

ayy ayy como me duele un poquito todo... sabes que es lo peor de querer? como dices tu... saber que luego nunca volverás a sentir algo así

Cerocero dijo...

que mezcla! fascinante!
que pena que lo haya ejado ir...

Principita dijo...

Que bueno me has hecho llorar y todo!! yo he vivido una historia así, menos bonita pero con un DEMASIADO muy grande, incluso pasado el tiempo.
y me quedo con las frases: Si es verdad, que sólo se puede querer una vez en la vida. Y con esa vez, la consumes tanto, que nunca podrás querer igual. Sólo diferente
Porque he tenido noches en que solo podía pensar en si podría querer a alguien tanto como aquella vez.
Gracias por escribir tan bien
Un abrazo

La chica de los chupetines dijo...

es precioso, de verdad, de lo mas bonito que he leido en mucho tiempo

un beso con sabor a chupetin :)