martes, 2 de octubre de 2012

Entrada con corazón

Lo que más tarda en recuperarse es el corazón. 
Antes que cualquier órgano. Cuando el corazón se apaga, ya no hay nada más que hacer. Es el motor que nos mueve. Que no, que mueve el mundo. Porque la mayoría de gente actúa sin corazón. Sin pensar en el daño que puede causar a terceros o quintos. 
Por eso, cuando te hieren, lo que más duele es el dolor de corazón. Aunque quieras sonreír y fingir y taparte con una venda los ojos. Da igual lo lejos que intentes irte, emigrar. El dolor seguirá estando ahí. Puedes distraerte, trabajando, yéndote de viaje, apuntándote a clases de salsa, a un club de lectura, ir al cine...da igual. Sólo conseguirás sentirte mejor durante un rato. 
(Hace un año que estamos así.)
Justo con tu movimiento de peón.
Cuando algo o alguien te toca justo en el corazón y te hace un agujero, todos los parches que tendrás que ponerle serán pocos en comparación con el dolor que sientes. Unos intentarán llamarlo de otra manera, otros te dirán que ya verás como todo mejora, como es cuestión de tiempo (como todo), que ya encontrarás la parte positiva. Si es que a veces, más vale callar y abrazar, antes que hablar para consolar.  Aunque tu cabeza lo haya olvidado, en ti, en tu parte más interna, en el recuerdo más efímero, volverás a ello.
Yo no sé que se siente. Ni siquiera he sentido una parte de este dolor. Pero simpatizo contigo. No porqué te lo deba. Sino porque lo siento. Porque TÚ eres fuerte y siempre estás ahí. Porque a pesar de las diferencias, de mi falta de sensibilidad a veces, de mi parecido desinterés, estoy contigo. 

4 comentarios:

Mente Insana. dijo...

Estoy de acuerdo en eso de que a veces vale mucho más un abrazo y el silencio que palabras sin sentido para nosotros en ese momento. Y creeme: todo llega y todo pasa. Aunque cueste, que a veces cuesta, hay que aceptar y seguir adelante. No sé cual es nuestra función en el mundo, pero de algo estoy segura: llorar, deprimirse y pensar por qué no salió como esperábamos que saldría no lo es. Un besito de una mente insana que regresa por aquí. Espero seguir leyéndote. Muá.

Isa. dijo...

Como bien dice Marwan en una de sus canciones "el corazón es un alumno limitado que nunca aprende..."
Me ha gustado mucho tu entrada, habrá que andarse con cuidado con el resto de corazones! ;)

X dijo...

No hay peor dolor. :-/

May R Ayamonte dijo...

Nuestro corazón nos da mucho dolor pero también sabe hacernos felices.
Me encanto tu entrada, sin duda, piensas igual que yo.
Un besazo, te espero: May R Ayamonte