sábado, 14 de abril de 2012

Hoy todo me habla con tu nombre


Bèziers'12
Ahí estabas tú. Con tus ojos verde primavera y toda la noche por delante. 
Todos los días siguientes. Tus manos abrazando mi cintura y el contacto con nuestros dedos deslizándose por nuestras caras. 
Ahí estabas tú, con tus ganas de quererme y las mías de no dejarte ir. Con nuestros días de verano consumidos entre sábanas y mensajes de móvil. Con nosotros queriéndonos los días que cenábamos, los días  que era inevitable separarnos. Los días que no queríamos alejarnos. Cuando te buscaba incansablemente en las miradas de los demás, en los abrazos perdidos. 
En las cartas que me escribías, en las despedidas que acontecían. En tu extraña manera de decirme que me querías.  En mi queriendo descubrir otras bocas, otros sueños, otras sutiles estaciones.
Y ahora estás aquí. 
Encontrados en octubre. Moviéndonos a cámara lenta, guardándonos en la retina y en el corazón. Regalándote el último suspiro de mi voz cada vez que no te tengo cerca, el suave aroma de un grito en plena madrugada. Sin querer renunciar, queriendo ser únicos entre nosotros. Descubriéndonos en otras ciudades, planeando escapadas en coche. Copilotos de emociones. Aceptar que somos diferentes pero valientes. Recordar que lo importante es que queremos estar aquí. Atrevernos a nadar en este mar de civilización, de hormigón. Y entonces hacer luz. 

Jo hi sóc perquè tu vols ser-hi
i res no serà senzill
però tot el camí que esperi 
tindrà un nom i un sentit.
LLUÍS LLACH

2 comentarios:

SMSC dijo...

Qué manera de transmitir, de escribir. Me encanta leerte, siempre con una historia nueva por contar, palabras qué decir. Me ha encantado, en serio :)

Forgotten words dijo...

Di que si, lo importante es que pase lo que pase y a pesar de que haya miles de cosas que quieran separaros, ellos quieran estar donde están y sentir que mientras estén juntos con todo podrán ;)