martes, 20 de julio de 2010

había constelaciones*

Creo que me enamoré de ti. Cuando me mirabas através de la mirilla del retrovisor. 
Cuando fuimos a comprar un helado y nos sentamos en el césped de aquel parque. Y en el banco de la acera de enfrente, había una pareja de ancianos que se miraban con ternura. 
El día que olvidaste las llaves en mi bolso, fue sólo una excusa más para pasar más tiempo juntos, lo sé.  Me acuerdo como movías la boca al decir que no querías soltar mi mano cuando paseábamos juntos. Cuando me mirabas y decías que te enamoró mi inocencia.
Lo supe, cuando me prometiste que este sería el verano más largo que viviríamos. Cuando me esperabas al salir del trabajo, bajabas la ventanilla del coche y me lanzabas un beso al aire. 
No se si te acordarás, que en nuestro calendario siempre había un día para las sorpresas. Y que los domingos decías que no podíamos enamorarnos más porque daba mala suerte. Viejas tradiciones. Los lunes volvía a empezar nuestra semana e inventábamos palabras absurdas para decir que todo saldría bien. 
Yo creo, que lo que nos falló es enamorarnos un domingo. Por no creer en tradiciones, la noche de un sábado dijiste "lo siento". Me cogiste de la mano y me susurraste "encontrarás a alguien que te bese el corazón".

16 comentarios:

Dana O'hara dijo...

una historia demasiado bonita para acabar asi :(

Muac.

Flieger dijo...

que final :(

Flieger dijo...

no vivo en Alemania sino en Barcelona :) pero lo he puesto porque daba más el pego.
gracias por comentar.

Ms.Cyanide dijo...

Qué final más triste =(

María dijo...

Ohh, con lo bien que había empezado todo T_T
Me gusta mucho el blog y cómo escribes, te sigo!
Un beso

Pintamonadas dijo...

es un final triste, pero todas ls historias tienen un final, y no importa que el último capitulo del libro nos deje con un sin sabor. Lo importante es que el libro haya conseguido enganchante desde el principio. Esos son los buenos libros, las buenas historias.

DANI dijo...

Jodidas indecisiones!!!

Besos fuertes

۞ Le chevalier mystérieux ۞ dijo...

Una historia realmente preciosa.
Termina como debe de terminar. Estoy seguro de que ella encontrará alguien que le bese el corazón.

Un saludo desde mi lejano Reino y enhorabuena por tan buen blog!! ;)

Duna Loves dijo...

espero que no tengamos sólo 31 días de calendario para enamorarnos! qué bonito cuando esas parejas que empiezan intentan estirar el tiempo todo lo posible con cualquier excusa... por qué no había visto yo este otro blog tuyo!? :-)

Soñadora E dijo...

El domingo seguro fue el culpable, demasiadas horas libres...

gracias por pasarte por el blog, saluddos;

Jesús... dijo...

Es preciosa, el final es perfecto, le da un toque muy enigmático. me encanta :)

Sin_Hache_Intercalada dijo...

los domingos son muy peligrosos... mucha gente los subestima por ser el día del descanso... pero no hay que hacerlo...

;-)

Espérame en Siberia dijo...

¡Ay! :(

Pintamonadas dijo...

(: Disfrutaré del viaje al máximo, me marcho el proximo domingo...15 días de viaje, me llevo cuaderno y pinturas para, ala vuelta enseñarlo todo.

un besin

poetadebotella dijo...

quien inventó los domingos? son malos asta para enamorarse...aiis...
muá, te per-sigo!:)

Borja dijo...

IM-PRE-SIO-NAN-TE