jueves, 29 de julio de 2010

¿podrías soplarme bajito? (detrás de la oreja)

























































Sólo quiero decir que cada vez me gusto menos.  Por que odio desear un montón y no 
querer hacerlo mejor. Por que siempre imagino a gente que podía haber conocido y no lo he hecho.
Por que me doy cuenta de que voy en regresión. Se supone que creces y las cosas deben cambiar. Y que debes quererte más, tener más confianza y autocontrol en lo que de verdad quieres. Y todas esas cosas. 
Que debes de vencer esos miedos, que te impiden continuar.  Y en lugar de eso, solo hago que incrementarlos. Igual debería hablarlo con alguien. Intentar creer que lo puedo lograr y que esta vez voy a hacerlo, ya no suele ser suficiente. 


Ayer, me di cuenta, que cada vez me siento más vacía por dentro. Y no debería ser. Intento inventarme excusas para sentirme mejor. Pero no lo logro.  Con la excusa de la inseguridad y del miedo que provoca eso, sigo sentada en el mismo sillón que siempre. Sigo sintiéndome como si hubiese fracasado. 
Cómo si el mundo no estuviese hecho para mi.  Sigo siendo inconformista, pero una tonta inconformista. 
Tonta porque no hago nada y lo aclaro NADA para intentar cambiar un poco en mi. 
Y yo misma siempre sigo diciéndome " ojalá conociera a alguien que me hiciera cambiar de parecer, alguien que me ayudara a quererme un poco más, alguien que me de ese empujón que necesito, alguien a  quien le guste algo de mi" y entonces cuando me creo esto es cuando más perdida estoy.  Y lo peor de todo, es que cada día que pasa, sigo igual. 
No se, como dejar escapar todos estos sentimientos. Me siento prisionera en una jaula, en la que hubiesen tirado la llave al mar.  No se que hacer con mi vida, no se que hacer! y creo que si tirase el tiempo atrás y leyese lo que escribí el año pasado en este mismo momento, describiría la misma maldita situación sentimental. 

¿Cuando voy a aprender? ¿Cuando haré algo para cambiarlo todo?
Quiero volver al mes de febrero, quiero revivir mis mejores 4 meses. En los que, simplemente era yo. Y sabía lo que tenía que hacer. Y no estaba tan...perdida y asustada. 


foto: Memorial Victorio Emmanuelle (Ronma)- des de otra perspectiva. Abril '10

11 comentarios:

Ms.Cyanide dijo...

Seguro que si te paras a pensarlo encuentras montones de cosas que has logrado, gente que has conocido, experiencias positivas...que hacen que sí estés llena y te sientas mejor.
A veces pasa que uno cree que no ha hecho nada con su vida y lo que es peor, que no hace nada por cambiar, pero tan sólo hay que buscar bien para darse cuenta de que eso no es cierto. Quizás sean pequeñas cosas y no las veamos porque deseamos haber hecho algo más grande, pero están ahí. Siempre están.


Un beso!

Duna Loves dijo...

Creo que conforme vamos creciendo nos ponemos más trabas, porque somos más conscientes del mundo y de sus peligros. De niños somos ignorantes pero más valientes :-)

poetadebotella dijo...

Estoy de acuerdo con Duna Loves, de pequeño nos comemos el mundo...y luego cuando nos entenramos de como va esto, en muchas ocasiones el mundo se nos come a nosotros...
suuuerte en tu intento de vuelta a esos 4 meses!:)
muá

arpía de uniforme dijo...

tu titulo me dio piel de gallina no sé porque.
tmb estoy de acuerdo con duna loves. ¡que lindo era ser niño! sin preocupaciones.

Pintamonadas dijo...

Señorita, para querer y ansiar y conseguir hay que motivarse. Y motivarse implica luchar hasta alcanzar algo. Encuentra tu motivación y no te pares, de la misma manera que no se paran las canciones.

(:

Sin_Hache_Intercalada dijo...

todos nos hemos sentido así alguna vez, pero poco a poco se va pasando. es horrible no saber cuál es tu camino, por dónde tirar, pero esa sensación tiene fecha de caducidad.
tienes que seguir para adelante siempre, aunque no sepas dónde esta...


muchos animos!!!

y gracias por pasarte, cuando quieras!

La Loca Y El Flaco dijo...

Hola. Me gustaría que leyeras mi historia. Necesito tu opinión. Gracias.

Victoria Dubrovnik dijo...

Detrás de cada miedo hay un deseo. Descubre cuál es, y ves a por él. no te detengas. No pienses. No te digas que mañana empiezas, que después cuando acabes de leer ese libro, entonces empezarás... No! Sólo HAZLO. El mejor momento es el aquí, y el ahora. Cada instante sirve para ir creciendo, para irnos mejorando...

A veces, podemos sentir que estamos anclados, que no avanzamos... pero no, no te mientas... ¿sabes cuanto tiempo están las cañas de bambú sin crecer? 7 años! Porque, a pesar de que a simple vista, en realidad, están hechando raices, crecen por dentro, por el interior, para después pegar el super estirón ;-)

Abrazo!

Anthony Yupanqui Lorenzo dijo...

Encantado de leerte. Los momentos malos pasarán, ya verás.

I dijo...

Ay, me da a mí que tienes un bajoncillo. ¿No te apetece gritar? ¿Quizá dar golpes a algo? ¿estallar de alguna forma?

Que te sientas vacía por dentro no significa que lo estés. No puedes estarlo. Pero tampoco puedes esperar que venga alguien que aparezca entre la niebla para darte la mano sin una razón que inspire un sentimiento para querer hacerlo. Y es esa razón la que tienes que ofrecer tú.

¡Despierta! Sabes que tienes mil cosas que enamorarían a cualquiera, los que te leemos lo sabemos, pero no las escondas más. Olvídate del miedo sin llegar a ser temeraria, ya sabes que es un concepto en el que no encajamos bien. Y vive :)

Big.Small.Big.Small dijo...

Me ha encantado, por desgracia, me ha resultado muy familiar, sencillamente has escrito una parte de mi y cuando lo he leido, he sentido esa sensación extraña, el recuerdo.

Me ha gustado muchisimo.
Te sigo :)