viernes, 5 de marzo de 2010

deux minutes*

Las 6. Y el mismo café que ayer.
Las mismas ganas de ahogarse. Dormir en el sofá.
Despertarse oliendo a otoño.
---------------------------------
N se despierta y cree que mañana será otro día.
Hace 14h que M se ha ido y no sabe si lo echa de menos.
El grifo chilla y deja caer lentamente el agua, caliente. La radio se clava como cuchillos en sus orejas. El jersey morado de M colgado en la manilla de la puerta.
Cruzarse fue una casualidad e intentarlo todo un hit.
4' para cruzar la calle y llegar al metro. Gente que se sumerge, corriendo y algunos leen tranquilos su libro. Los ve, ahí, como si el mundo no fuese a detenerse nunca. Y suena su móvil, un mensaje matinal? ¿Quién quieres que sea?.
Pero no. Es A que dice que llega tarde y que la espere en la L3 dirección Catalunya. ¡Vaya!
--------------------------------
A más de 2000km de casa. Una maleta a rastras. Un cepillo de dientes que se siente solo en el neceser. El teléfono sin apenas cobertura y luego cambia el operador y se enciende una lucecilla roja que es el piloto automático, recordándote que te abroches el cinturón que tus pies van a tocar el suelo.
Y miras su foto, que tienes en el bolsillo de tu chaqueta interior. Y ves lo guapa que es. Y lo mucho que vas a echarla de menos...todo el tiempo. "No se que va a pasar contigo" dices para ti. Y te echarías a llorar. Y la imaginas con sus botas de agua pisando todos los charcos y esperándote en la puerta después de más de 12h trabajando, con una sonrisa pintada en los labios y con muchas ganas de contarte cuantas sonrisas había regalado.
-24días sin reloj. Sin mundo. Sin canciones para ella.
Y luego le envías un sms diciéndole "que hoy es martes 5 y ya suman 7. Y que huele a otoño en la caja de madera rosa".

10 comentarios:

Pintamonadas dijo...

El texto no es de richard avedon, él es fotógrafo..:)

¿quieres despertar oliendo a otoño? mejor la primavera ele*..

un besito

La niña que escribió un cuento. dijo...

Extraño texto pero bonito, sisi me ha gustado mucho. Te he visto hoy por casualidad en mis seguidores, gracias, un fuerte besoo! yo tambien te sigo ^^

la chica de los lacasitos dijo...

me gustó...y quizá sea una de las cosas a las que no diste tanta importancia escribiendo, pero me endulzó lo de oler a otoño...me gusta el otoño. Su olor y sus colores, y así quiero que sea mi vida

:)

Coraline dijo...

odiosa distancia... suerte que tiene su cajita con olor a otoño :)

te he premiado en mi blog!

mua :*

La niña de la vía láctea dijo...

Echaba de menos a estos dos. :)

Dana O'hara dijo...

Echo de menos el otoño como N, pero también quiero primavera, me apetece :)
Oh... las fotos en los bolsillos son peligrosas, sobretodo si se está a 2000km y se arrastra una maleta. 24 días sin reloj? Perfecto, odio ver que las horas pasan.

Me ha encantado, de verdad!

Nice Awakening dijo...

yo mas que olor a otoño necesito oler el mar y con él, la arena de la playa, sol, calor...

la distancia es el peor enemigo de una pareja

Carla Débora dijo...

Parece que las ganas se mantienen intactas en el mismo lugar, con la fragancia de otoño gritando su nombre.

Hermoso escrito preciosa
saludos

V dijo...

Me encantan los charcos y la de sentimientos que se pueden expresar refiriéndose a ellos, desde la mayor de las alegrías, a la furia, la tristeza, la nostalgia...

A veces, echamos de menos aun teniendo a ese alguien al lado.

Muchos besos:

V

INcógnita dijo...

Arrastra una maleta solo, sin reloj, sin certezas... aunque parece que con un sentimiento claro.

¿Por qué no mezclarlo todo y convertirle en M? N recibiría ese sms que estaba esperando.

Aunque bueno, todo esto es una percepción mental mía, empeñada en unir las cosas...

Besos!