viernes, 8 de enero de 2010

he cruzado todo el universo

En la ciudad hace frío y las manos abrigadas con guantes se congelan poco a poco.
El corazón, en teoría, es el último órgano que se enfría. El que aguanta siempre todo el peso. El que aguanta incluso, cuando no hay nada que sentir. Cuando todo el cuerpo no responde. Él sigue ahí, intentando sobrevivir.
Y aunque quieras pensar otra cosa, la ciencia funciona así.
Por eso, S no escogió el bachillerato de ciencias, porque no podía estudiar algo en lo que no creía. Y de hecho, sigue sin creer. Ella es más de arte, de creer con los sentimientos. Ella es de corazón, pero del que a veces, deja de latir porque no encuentra motivos para seguir haciéndolo. A veces, tiene que tomarse una taza o dos, de té rojo bien caliente para que los recuerdos se instauren de nuevo en su cabeza, para que la niñez aflore de nuevo, y vuelvan los tiempos mejores.
S siempre ha creído que es mejor que vuelva el pasado para poder crear un futuro mejor. El presente no suele gustarle, porque es el que la hace sufrir, el que la deja noches enteras sin dormir, el que la desvela, el que la obliga a no sonrojarse cuando le roza la mano a algún chico guapo. El que hace que su corazón lata fuerte cuando está subida en el escenario dándose un beso ante miles de personas, cada día distintas. El que la hace darse cuenta que su amor platónico vive en otra dimensión que no es la suya. Y el que, la hace recordar que no es exactamente ,lo que ella había deseado con ser.
Pero a veces, se toman decisiones o deben tomarse y no siempre son las mejores. Ella lo había dejado todo, por empezar de cero. Y empezar de cero, no significaba volver a enamorarse de M.
Significaba ser feliz...

14 comentarios:

Marina dijo...

Es realmente cierto lo que decis, el corazón a pesar de las caidas es el que sigue latente esperando y luchando por sobrevivir.
Muy bello blog!

Elilith dijo...

Me ha gustado mucho el texto. El corazón es fuerte. :D

Dana O'hara dijo...

empezar de cero es muy difícil, pero en estas ocasiones es la mejor decisión, la más sabia. Los corazones pueden con casi todo!

Muac!

♥ Anabel ♥ dijo...

Estoy con Dana, empezar de cero es duro, pero es como volver al pasado habiendo aprendido de nuestros errores para construir un futuro mejor, y nuestro corazón siempre estará ahí, aunque a veces deje de latir y nos juegue malas pasadas...

besitos!

Jime dijo...

Soy igual que S. De pieza a cabeza.

Besitos!

Ela dijo...

se puede ser feliz de tantas formas =)

La niña de los finales de azúcar dijo...

Ser feliz es extrañamente bonito :)

cocodrilo dijo...

Te sigo.
No se empieza de cero, se empieza d nuevo pero con diez puntos de experiencia :D

david_ts dijo...

Acabo de veure una pelicula en disney channel que deia que si algú no vol estar amb el altre es que simplement no se'l mereix per molt que els sentiments vulguin pensar al revés.

Si ho intentes i no hi ha manera lo millor es tornar-te a obrir i pensar que al món hi ha persones que valen molt la pena y que algún dia els conéixerem:)

mua

X dijo...

S escogió bien, escogió qué estudiar con el corazón, y así se acierta siempre. :-)

Pintamonadas dijo...

El amor no entiende de elecciones, ni de letras, ni de números. En letras seria como querer saber el final de un libro antes de empezar a leerlo, y en ciencias, querer saber las cifras de un numero infinito.

Hay cosas que es mejor no conocer de antemano, pero sí vivir con preaviso

Niña imantada dijo...

Empezar de cero significa lo mismo para mí...
Sólo con leer el título de tu blog ya me ha salido una sonrisita :)

muaaa!

Tic Tac dijo...

saltando de blog en blog he caido en el tuyo. me encanta lo que escribes, siento que podría ser yo la que lo hace. porque creo que al fin y al cabo a todos nos pasa lo mismo, y es bueno compartirlo y encontrar medias mandarinas por la red. un saludo

Diario de nuestros pensamientos dijo...

oh... tb estic d´acord amb lo q dius..

per cert: q bunica es lleida quand no hiha boira. Jo tb sóc d´alli