jueves, 15 de marzo de 2012

No intentes explicarlo, esto es más que eso.


Te quiero.
Y quiero decírtelo. 
Sin más adjetivos, ni adverbios. Sin más cuantificadores.
Simple y llanamente. 
Sin ponerle negrita o doble subrayado. 
Sin ponerle más color.
Sin describir el porqué, sin explicar el cómo ni el cuando.
Sólo el querer. Del verbo quererte.
Ahora. 

3 comentarios:

Forgotten words dijo...

Me ha encantado ;) No hay nada mas importante que sentir, y los sentimientos siempre serán indescifrables, ya que no entienden de nada que no sea corazón ;)

Alhy dijo...

Yo siempre he dicho que los mensajes, bien sean directos o indirectos como boomerangs o cartas dentro de botellas, siempre llegan. Que, el universo, de alguna forma, se confabula para que lleguen a su destino.

No comunicar el imposible ;)

Kisses ***

I dijo...

Directo al oído.