martes, 2 de agosto de 2011

Ahora dicen que el pasado no puede volver...

Él dijo: "voy a quedarme aquí todo octubre, voy a hacerte entender la canción". Y llegó noviembre y desapareció. 
En febrero dijo que volvía, esta vez en serio. Pero ella ya había sufrido su duelo. Su corazón ya no respondía a más horas de porqués. Él dijo que le explicaría los motivos de su ausencia, pero ya no importaban. El punto y final estaba demasiado bien definido. 
Llegó abril "de momento abril", los cambios de temperatura y la primavera se apoderaron de un sentimiento de alegría extremo y sin querer apareció un nuevo "él". El acercamiento, el saber y no saber, el querer y poder, los abrazos, París, los fines de semana, la playa, las noches con cena incluida, las sesiones de cine en su casa, abrazados, nuestro lugar, nuestros puntos débiles. Y luego están: las canciones que no cantamos, los versos en francés que no pronunciamos, los quilómetros de alcohol que nos perdimos, las miradas que ahora se evaporan en el aire. Mis viajes en los que a veces apareces tú. Los recuerdos y lo que querríamos recordar, los recuerdos que inventamos en nuestra mente, las fiestas en las que aparecemos entre la gente, nuestro alrededor. Los atardeceres que querría compartir contigo. Atardeceres y fotografías. Verano.
Entonces llegará septiembre y las canciones melancólicas de Adele se acentuarán. Y todos desearemos no haber dejado el sol atrás. Y yo desearé con fuerza, que tú estés sólo en el presente de amigos, no en el recuerdo de algo más. Porque ya no tendremos ese "algo". Y será (im)posible recuperarlo. 
Aunque quisiera confesar(te) que me muero de ganas de besarte, a las nueve menos cuarto.
pd: estoy enganchada a Adele y a su 21!

5 comentarios:

Ela dijo...

quizás no sea imposible recuperarlo pero es bueno tenerlo en cuenta y dejar las ilusiones.
seguro septiembre trae alguien que te de calor :D

Andrea dijo...

Qué bonito sentirme protagonista de tus letras, por un momento me he imaginado ser Adele, al menos siente algo muy parecido a lo que siento yo. Cuanta melancolía se respira por aquí. Veo que las dos tenemos ganas de VOLVER... a dónde sea, pero volver.
Qué bonito también tener a alguien como tú que está siempre al otro lado de la pantalla para sonreirme entre palabras.
Sonrisa enormes para ti.

Nanete dijo...

Me has puesto nervioso, y eso no es nada fácil.

P.D. KKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKilómetros.

Fernanda dijo...

"En Comala comprendí, que al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver"
Pero no me hagas caso.
Un abrazo fuerte.

jolupe097 dijo...

llevo tiempo siguiendo tu blog!!me encanta lo sigo y me llega al corazon gracias por hacerme sentir tanto=)espero que te pases por mi blog
http://unahuidahaciaadelante.blogspot.com/