lunes, 11 de abril de 2011

Valiente*

Seu Vella. Lleida
Fuimos como dos niños buscando su destino. Yo me acordaba de ti, el día menos pensado. A veces, me venían imagenes de cuando éramos pequeños e inocentes. De cuando jugábamos a no crecer. A que siempre seríamos invencibles. Los años pasaron y cambiamos de ciudades. Emigramos. Ahora más de diez años después, me encuentro surcando esos mismos mares. Encontrándote por todas las aceras de la ciudad, de aquella que un día nos unió. 
Nunca te pregunté que había pasado en tu vida antes de que volviéramos a encontrarnos. Antes de que tu corazón se parara en mi. No sabía si antes te habían acariciado tanto como para perder el norte y si los susurros habían dejado huella en tu piel. Si otras manos habían penetrado en tu corazón. No quise saber si sus cabellos eran como cuando el sol se pone sobre el horizonte. No me interesaba saber hasta dónde habías llegado por amor. O donde los raíles de tu cuerpo habían hecho parada, antes que en mi. Si era la segunda o tercera vez que me querías de verdad. Debajo de la enormidad del cielo, transparente, azul. 
De si alguna vez, habías pensando en mi de otra forma. De si te seguías acordando, del día que descubrimos que al tocarme mi piel se erizaba de placer. O del día que me caí de la bici y me diste un beso de esos que no se olvidan. De la bandera que dibujamos y dejamos ir como un cometa, pidiendo deseos. Del vestido de rayas que llevaba aquel día en la playa, que soplaba el viento y tu me cogías por la cintura y yo sonreía alegremente. 
Y de cómo me miras ahora. Después de más de diez años, sin tocarnos. 
Y de cómo nos subimos al coche. 

Fede siempre decía que los amigos de verdad, los que haces de pequeño, no se van nunca. Y si en algún momento se van, siempre terminan volviendo. Él ha vuelto, pero nada volverá a ser como antes. Nunca más volveremos a ser pequeños felices.


[edito]: http://postcardsfromparisarecoming.blogspot.com/ gran iniciativa! el texto del 12 abril es mío. Si os gusta París y escribir, sólo tenéis que participar en esta idea! Para apuntaros, tenéis que ir a la página.

6 comentarios:

Gabby dijo...

Precisamente lo que hace esos momentos mágicos, es el hecho de que no podremos volver a repetirlos.
Muy buena entrada ^^
Un beso! =)

Luce dijo...

pequeños nunca, pero felices, ¿quién sabe?

Ela dijo...

es tan duro ver partir a alguien porque luego cuando regresa, sabes que nada será igual!

Little Grasshopper dijo...

Es bonito recontraste con gente del pasado, ver esa complicidad que aunque pasen los años, sigue existiendo :)

Mermelhada dijo...

Qué cosas tan bonitas salen a veces de la nostalgia...como este texto :) Y me uno a lo que dice Luce, pequeños no...pero sí puede llegar otro tipo de felicidad...Un beso!^_^

Chica Gris dijo...

La nostalgia, esa que siempre nos hace escribir cosas preciosas como lo que tú has hecho, y la que al mismo tiempo nos hace sentir tan desgraciados por qué esos momentos tan especiales para nosotros no se volverán a repetir...