martes, 27 de abril de 2010

-Cuéntale pequeñas mentiras al oído.
Dile que esta noche has viajado a París, y te has quedado dormida en el avión de vuelta a casa. Que te ha sorprendido ver el despertador en el suelo y que te has comprado el último cd de Corinne Bailey Rae, mientras compras un billete a NY, vía blackberry, claro. Que has cantado bajo la lluvia y tus ojos se han empapado, que llorabas de alegría entonces y que el botones del hotel te ha traído un ramo de flores blancas con una dedicatoria.
Luego, le miras a los ojos, suspiras y piensas "que genial sería vivir siempre en este quinto c".
Te haces la dormida, mientras huele a tostadas en la cocina y a mermelada de frambuesas...

foto: parís...

12 comentarios:

Dana O'hara dijo...

es genial hacerse la dormirda mientras huele a tostadas y mermelada, ah! y a café recién hecho :)

Carla Débora dijo...

Bajo las sábanas
risas al despertar dispersadas

:))
y nada mejor
que el olor a mermelada

saludos!!

Pintamonadas dijo...

ais, despertar con tostadas, y si suena John Mayer..ya...pá que contarte!

X dijo...

Eso sí sería casi perfecto. :-)

agosss dijo...

es PERFECTO lo que escribiste. Me encanta el blog

Mirna dijo...

Tiene que ser PRECIOSO. Yo también quiero contar mentiras así. Y hacerme la dormida mientras me traen el desayuno...
Ay, París...
Desde Marte
Mirna

Coraline dijo...

pero que mentiras más bonitas, si todas fuesen así... :)

david_ts dijo...

Posats a dirlis aquestes inofencives mentides...intenta fer tot lo que estàs dient i converteix-les en veritat:).

Demà he kdat amb m'ha cossina per donar voltes a vere si trobo algun bar/restaurant a prop dels camps:p.

ja t'aniré informant!
mua

Pauu dijo...

más genial aún si el 5ºC estuviese en París *.*

Bego dijo...

Textazo, es más que precioso.

¡Un beso!

juan bello dijo...

las mentiras, tan importantes como las verdades.

Boo nocturna dijo...

Qué bonito ^^

Un beso.