martes, 20 de abril de 2010

cómo la última vez que temblaste.

Salir de fiesta dos veces la misma noche no tiene precio. Acabarla con él, tampoco. Empezar el mañana mientras me besa es una de aquellas sensaciones que creía olvidada. Imaginar que a pesar de que hemos vivido "nuestra" noche, al día siguiente va a llamarme me sonroja, sólo con pensarlo. Por que ya se que no va a hacerlo. Y es una pena. Por que, ya tenía preparada mi sonrisa matinal, porque mi pelo volvía a estar en su sitio, sin estar alborotado y sin oler al humo de la noche. Ya estaba lista, para volver a sentirlo todo. Para subirme a esa noria y dar vueltas con él e imaginar y ver las mejores vistas, por todo lo alto. Para repetir nuestra bso. La de aquella noche. Para cantarla a dos voces, para sentir que realmente ha valido la pena, que no he hecho una locura, aunque mi subconsciente me repita flojito que si.
Estaba preparada para repetirlo todo, para sentir como sus dedos hacían círculos en mi espalda y bajaban poquito a poco, de como me daba besos en la nuca y me erizaba la piel, de como ponía sus manos sobre mi pelo y me miraba a los ojos, de cómo lo decía todo sin palabras y de cómo yo quería estar ahí, pero a la vez quería hacerme invisible y evaporarme, porque tenía miedo. Miedo a sentir de nuevo aquella sensación, que sentí cuando me besó la primera vez, que casi ya no recuerdo. Miedo a creerme alguna de las "mentiras" que cuento sobre N y M. Quería irme para guardarlo todo en un baúl y dejar la llave olvidada. O al menos, para escribirlo aquí y saber que este recuerdo no va a perderse. Para volverlo a leer un día y saber con certeza que al menos, tuve mi primera vez (con él).

foto: bcn abril '10

8 comentarios:

Coraline dijo...

esa historia me suena tanto... y lo que me costó aprender a vivir con ello, bueno o mejor dicho aprender a dejar de vivir con ello
es tan injusto cuando tienes tantas ganas de sentir y la otra persona parece que también pero luego... se queda solo en eso, ya sabes lo que dicen cuando la balanza se inclina de un solo lado...
alguien te la compensará de verdad algún día y entonces ya no tendrás que preocuparte por sentir de más :)

Mirna dijo...

Nunca lo he vivido, siempre me he encontrado en la desazón de estar preparada pero nunca despertar...
Mientras tengas esa certeza, no pienses mucho más en ello... :)
Desde Marte
Mirna

COOKIE MONSTAR dijo...

aun no he descubierto donde van los sueños una vez que los cumples porque tengo demasiados (una graaaaaaaaaan lista), se van acumulando y nunca se llegan a cumplir todos :)
las cosas así nunca se olvidan, aunque está bien poder compartirlas con el mundo en algún sitio.
ah, y me encanta la canción!

david_ts dijo...

Mentres que no trobem algú amb el qual poguem gaudir mil y una emocions podem anar disfrutant d'altres persones que tot i que potser només se les pot disfrutar una vegada també te poden ensenyar moltes coses:).

mua

Pintamonadas dijo...

hoy en lugar de decirlo yo, que te lo digan estos:

http://www.youtube.com/watch?v=vkeGjbTPcIY

(:

COOKIE MONSTAR dijo...

creo que eres la unica que se ha dado cuenta de que está repetida!
está hecho aposta, necesito muuuuucho oxígeno :)

X dijo...

No dejes de estar preparada, porque uno de estos días tendrás una mañana así. :-)

I•lógica dijo...

Un texto precioso, como siempre. Aunque en este caso es algo más que un texto.
Prometo ponerme al día. Echaba de menos tu blog :)