martes, 9 de abril de 2013

Esto es el principio de lo que tu quieras

Estany de Banyoles
Te vi aquel día, en el ascensor, con la cabeza escondida entre los hombros. 
Sonriendo al espejo, arreglándote la ropa, atándote el cordón del zapato izquierdo. Diciéndote, esta noche todo va a ir bien. Y justo, cuando pasaban diez minutos exactos, apareciste tú, en medio de la calle. Después del beso de rigor, te escuché hablar de ti, del mundo, de política y ese fue el instante que debí haber congelado. Me pareciste de lo más sexy, te hubiese puesto las manos encima en medio de toda aquella multitud ferviente, ansiando ver a sus ídolos encima del escenario. En lugar de eso, decidimos caminar, hicimos que el sujeto fuera elíptico, incluso te atreviste a cogerme la mano, quizás pensaste que no iba a darme cuenta. Después de un par de citas más, empezamos a introducir otros temas a nuestra vida, empezamos a querer recorrer quilómetros de autopistas de besos en la espalda, o desde tu frente a mi vientre. Empezamos a introducir el arte de la conversación después del sexo. Y a la mañana siguiente, el ritual de oírte entrar en la ducha y esperarte para que me llevaras a casa. Nos hicimos habituales, amantes, amigos complicados. Luego te convertiste en mi placer adulto y ya nunca más te he dejado ir. Ahora participamos en nuestras vidas activamente. Somos como uno en dos. Y qué haría yo sin poder abrazarte durante más de una semana...Que haríamos con todos aquellos besos que nos robamos cada día, sería diferente la luna a tres mil quilómetros de ti...
Cuando te vi aquel día, nadie se hubiese aventurado a decirnos que estaríamos hoy aquí, los dos. 

5 comentarios:

Forgotten words dijo...

Me encantan la entrada a nuestra vida de esas personas que comienzan siendo simples desconocidos pero terminan ganandose dia a dia ser nuestro pilar :)

SMSC dijo...

Toda relación comienza así, y que manera más bonita :)

Oski dijo...

Lo importante es que estáis. Y que dure mucho :-)

Abrazos.

Ladrón de Guevara dijo...

Es la mejor historia que he leído sobre el enamoramiento. Sin adornos, sin lamentos ni trozos oscuros.

Pura poesía.

Gracias.

Cuídate.

bull dijo...

Exacto, esto es muy muy muy bello.
Los felicito sobremanera y que mejor pasar la vida que de la mano de alguien... Un saludo!!