miércoles, 30 de enero de 2013

No todos los finales son un nuevo final

Playa de Veracruz. Mexico
Playa de Veracruz .Mexico
Cascadas de Agua azul. Mexico
Llevo más de cien historias que contar guardadas en una mochila llamada corazón. Y que me encanta que sea parte de mi. Aunque parezca ligera es enorme. No hay palabras para describir lo que he sentido, lo que he visto. Es cierto que está llena de momentos que he compartido contigo. Momentos que no cambiaría por nada del mundo. Momentos que a veces no quieres dejar que pasen, que quieres que se integren en ti, que te formen, que te ayuden a llegar a lo más alto, a lo más gratificante. 408 horas de satisfacciones y sorpresas. De paraísos que pude tocar con la mano. De ternura y desesperación. De quedarme a tu lado todo el tiempo y no querer dejarte ir. De sentirme tan a gusto que nunca creí que fuese posible. De sentirme contenta y agradecida por que insistieras, por darme motivos para volar contigo. Que estuvieses ahí cuando mi pesimismo afloraba, que me cuidaras y te preocuparas por mi. Que me dieses la mano para guiarme y protegerme. Que nuestros abrazos siguieran siendo tan tiernos a mil quilómetros de casa, en otro continente, al otro lado del charco, que las ganas de quererte no hayan desaparecido. Descubrir que somos fuertes y que a tu lado todo mejora. Reírnos del mal tiempo, de nuestras malas caras, del cansancio, del (d)olor de pies. De nuestras poses en las fotos. Ahora sé que nada me haría más feliz que acompañarte por todos los rincones de este planeta. Y que me alegro de que tú que ahora eres mi yo, estés a menos de diez minutos de casa. (pd: no olvides quererme nunca). 

6 comentarios:

Forgotten words dijo...

A veces simplemente y llanamente no hay finales sino nuevos principios ;) Me encanta la foto de la cascada, tiene que ser maravilloso estar ahí...

bull dijo...

México tiene tantas cosas hermosas... y de pronto se vuelve un mejor lugar cuando alguien vive este tipo de sentimientos y lo expresa así para el mundo...

Nerea dijo...

Fotos geniales.

El paraíso se puede tocar con las manos, y también se puede besar.

X dijo...

Oh, qué bonito. Queda claro que has disfrutado de México, envidia me das. :P

atlantis2050.blogspot.com

Isa. dijo...

Con mochilas así, uno puede recorrer el universo entero.
Preciosas las fotos, por cierto.
:)

SMSC dijo...

Todo final es un nuevo comienzo, lo malo es que cuando se acaba algo no vemos el lado positivo, sólo tenemos que darnos tiempo..