jueves, 24 de febrero de 2011

Recurso para olvidar.


Un día Fede me contó como se hace para olvidar a las personas. Pero sólo a aquellas que en algún momento nos han rozado el corazón con la punta de los dedos y los labios con un beso. 
Yo le pregunté que cómo lo sabía. Y él dijo : "es de esas cosas que aprendes cuando te haces mayor. Igual que a amar". 
Él decía, que a parte de hacerlo, tenías que creerlo. Por que si no lo creías, nunca empezarías a olvidar. 
Yo le pregunté, si había querido mucho alguna vez. Entonces, me ofreció una coca-cola y me contó su secreto y supe que había querido tanto como para querer olvidar. 
------------------------------------------
El martes pasado, fui a a la playa. En el bolso llevaba un folio y un boli. Pedí una coca- cola, mirando al horizonte y entendiendo perfectamente cuales iban a ser las palabras precisas para empezar a olvidar(le). Cogí la botella verde vacía, y como hacen en las películas para encontrar el amor, yo decidí regalarle a alguien el placer de mi olvido. 
En mi nota decía " Si lo deseas de verdad, se hará realidad. Cómo con los sueños. Ahora, mi corazón dice, que todo tiene que acabarse. Y que siempre hay esperanza para los heridos. O debería. Así que, deseo que este olvido no vuelva nunca más a aparecer. 
Pd: y si tiene que volver que sea para hacerme feliz". Cerré los ojos muy fuerte, me puse la mano en el pecho y lancé la botella al mar. 
Nunca tuve la oportunidad de preguntarle a Fede, si logró olvidarla. 

6 comentarios:

La chica de los chupetines dijo...

Que linda entrada!

Yo una vez también quise olvidar, lo intenté con todas mis fuerzas y al final y a duras penas, lo conseguí.

Es posible aunque pueda parecer lo contrario.

un beso con sabor a chupetin :)

Mr. X dijo...

Que bonito :)
Un beso

Gabby dijo...

aw! me gustaría encontrar un dia esa botella para poder creer que es posible olvidar =)
Un beso!

Duna Loves dijo...

todo herido encuentra su tirita tarde o temprano :)

Ela dijo...

"y siempre hay esperanza para los heridos"
por Dios! tu si me has matado, ojala fuera mas fácil olvidar...

I dijo...

Yo creo que el olvido viene sin más. Sin intentarlo, porque hacerlo ya es recuerdo.
Olvido es el día en el que ya no sonríes al acordarte de que era un desastre haciendo la maleta.