domingo, 21 de noviembre de 2010

estoy temblando y...


Estoy triste, ¿sabes?
(Y me he jurado que no voy a llorar)

Estoy triste, porque quisiera que te acordaras más de que estoy aquí. Porque quisiera que todo esto fuera perfecto. Y a veces, por dentro, pienso que me estoy equivocando, que esto no va a terminar bien. Que yo estoy demasiado encima en todo. ¿Sabes? O igual es que yo necesito demasiado que estés ahí. Necesito algo que me haga sentir mejor. Quisiera poder estar equivocada, y que tu simplemente fueras así como eres, pero hay una parte de mi que no se lo cree. Que los primeros días, mucho más al principio que ahora, estabas más por mi, que te preocupaba mucho más como estaba o lo que hacía. Que querías verme en todo momento y que me decías que me echabas de menos, que tengo un montón de mensajes en el móvil que lo demuestran. Y ahora, me cuesta muchísimo sacarte un "te echo de menos" o un "te paso a buscar", y puede que al principio estuviese mal acostumbrada, pero es que es el principio! Y sólo quiero que lo siga siendo. Y aunque no lo parezca, creo que por dentro estoy temblando. Que todos los fantasmas que tenemos escondidos salen. Igual es que tu tienes otro concepto de todo esto o que quieres hacer las cosas de otra forma y a mi no me sale no estar pensando en eso. No me sale, el irme a dormir y no enviarte un mensaje o llamarte. No me sale, estar trabajando y pensar en ti y en si tu también piensas en mi. No me sale, no mirar el móvil cada x tiempo para ver si tengo algo tuyo.
Y desearía que me saliese, porque así no me sentiría como una tonta al hacerlo yo y no responderme. Porque no quiero sentirme así. Porque creo encarecidamente que no te gusto de la misma forma que unas semanas atrás. Porque así, tengo la sensación como si fuera una más entre toda la multitud (que de echo, si soy esa multitud).

3 comentarios:

Duna Loves dijo...

el fin del enamoramiento saca a la luz esos fantasmas, por eso siempre hay que buscar más allá y seguro que lo encuentras :)

S dijo...

Pues no he visto nunca a Love of Lesbian con una máscara de tigre, la verdad.
Y sí, la última frase del texto es de ellos: Que sea cierto el jamás. La canción sonaba mientras se me cargaban las fotografías y me ha parecido muy bonito ponerlo. De hecho, esta entrada tiene en etiquetas: La banda sonora de mi vida, donde están textos inspirados en canciones, o simplemente con algo de una canción, como en este caso.
(:

poetadebotella dijo...

mmm...esa sensación de estar "solo" y a la vez estar rodeado de gente...todos la hemos experimentado alguna vez...suerte!;)