sábado, 31 de octubre de 2009

Ocho minutos en espera.

Llevo tiempo intentando escribirte una carta. Pero no se que contarte de nuevo. En realidad aún no he hecho muchas de las cosas por las que se acabó todo. Sigo sentandándome sola cuando vengo de trabajar, sólo el calor de la calefacción me recuerda que yo sigo ahí. Quisiera contarte que aún no me he olvidado de todo y que hay montones de cosas que me recuerdan a nosotros, bueno a ti. A veces, me digo que debo dejar de decirle a los demás que algunas canciones me recuerdan a ti o incluso al momento exacto en que era importante para nosotros. Quisiera decirte que aún sobre lloviendo sobre mi tejado, que sigo sin poder olvidar algunas canciones y que hay algunas que no paran de sonar. Que sigue gustándome un montón el color verde, que mis ojos siguen pareciéndose al color miel y que aún odio llevar coleta. Aún tengo las manos pequeñas y cuando me pongo muy nerviosa, frías. Que últimamente me he aficionado al smooth jazz. Que aún no he encontrado a nadie que me acompañe a esa casa de Toledo para pasar una noche de mucho miedo. Y que sigo diciendo que aunque Halloween sea una "cultura" impuesta nuevamente, me encantaría poder celebrarla algún año. (que este trabajo), aunque bueno comer panellets y hacer castañas tampoco está tan mal. Que aún sigo viviendo en casa, pero que tengo muchas ganas de irme una temporada (lo mismo de siempre) a Barcelona. Que quiero irme de viaje a algún sitio tipo NY o Cuba al menos una semanita pero que no encuentro tiempo ni días para hacerlo.
Y que bueno, aún sigo enfadada conmigo misma por no ser capaz de vencer mis miedos.

12 comentarios:

Oihane dijo...

primero desenfadate de ti dejando el miedo atras.. y con el tiempo, haras todo lo demas :)

àngela dijo...

No me gusta escribir cartas y quedarme al mismo sitio en el que estoy, cuando escribo algo termino haciendo más preguntas que hablando de mi.

Como siempre son algunas cartas de las que no se envían, y de las que te gustaría ser capaz de preguntar y a ti como te va todo.

Eme dijo...

Hay que escribir cartas desde lugares lejanos, para las cercanias del corazón*

besosdulces*

Marina dijo...

Si no sabes que escribir, deja que lo haga el corazón...

Besos

david_ts dijo...

Has de tenir paciencia que aixo de véncer les pors lo únic que has de fer es proposar-t'ho i ja vuràs com al final no es tot tant díficil i les recompenses son molt gratificants:).

PD: Segurament si això ho digués un altre tendria molta més credibilitat..pero wno..veritat és..jeje

mua

Ignacio J. Rivas dijo...

Tienes un blog precioso! Fuera esos miedos y a volar!

eme dijo...

Si hay un "quisiera decirte" hay un motivo para escribir una carta ;)

leoriginaldisaster dijo...

una carta alegra la vida.. aunque sea una frase en una postal..
te mando un abrazo calido^^

Quijo dijo...

Y recordando, algún día olvidarás recordar.....

Pintamonadas dijo...

siempre me ha gustado escribir cartas, el problema siempre fue vencer el miedo a mandarlas, ya qeu creo qe una carta personal es la conexión más cercana y alejada que se tiene con una persona, si la escribes d verdad no hay marcha atrás, y como decir las cosas es como esperar que se las lleve el viento, en una carta lo escrito no perece.

:)

Beatriz dijo...

A mí las cartas me parecen tan románticas.. :) como tu blog!

Ela dijo...

es cosa de perder un poco el miedo y luego dejarse llevar!