miércoles, 5 de agosto de 2009

Pequeño inventario [en días espaciales]*

Si tuviese que inventarme una historia sobre alguien especial, me inventaría a Luna.
Creo que de ella podría inventarme incluso cuál es el color de su pelo y la forma en que sus rizos caen sobre su espalda. Decir que el olor de su piel hipnotiza a todos aquellos transeuntes que se dejan llevar a su paso. Que tiene el don de hacer reír, de que una sonrisa suya se convierta en la más grande de las casualidades. Podría decir que le encantan los espacios abiertos y que todo lo que la envuelve se convierte en arte.Que le encantan las piruletas con forma de corazón y de color rojo, rojo brillante, que parece que hayas pintado con un plastidecor de esos con los que pintan los niños pequeños. Quisiera contarte que le gustaría escuchar de sus labios aquellas frases bonitas que dicen en los libros o en algunas películas. Podría decir, que se muere por dar amor y por bailar en una pista de baile llena de globos de colores, que tiene ganas de que le regalen flores y de ver películas de amor tumbada en la playa, con los pies descalzos arañando la arena y llenar sus pulmones de aire marino. Quisiera olvidarme de los mil defectos que podría llegar a inventarle como que sea cabezota o insegura, que le gustaría tener alas para poder escaparse muy lejos. Que le gusta imaginarse un mundo absurdo sólo para dejar de sentirse menos rara, más ella. Uno en el que pudiese invitar a todos aquellos que la hiciesen sentir querida, a todos aquellos que de verdad le importase y al revés. Supongo que a todos los que pareciese que iban a estar allí dándole abrazos y ánimos sin que ella los hubiese pedido. Aquellos que le regalasen sonrías un día cualquiera, mientras espera en la parada de autobús o mientras lee un libro sentada en un banco de algún parque.Podría decir que es esa canción que tantas veces ha sonado, que su voz aún sabe a despedida y que las noches de invierno se abraza a la almohada. Que le gustan los pijamas de ositos y que sueña con ese avión que perdió una vez y con norias que la transporten a las estrellas, con dar vueltas de campana montada en una nave sideral y hacer burbujas con jabón.

9 comentarios:

Eme dijo...

Parece una encantadora chica*

besosdulces*

david_ts dijo...

Suposo que a totes us agradaria ser la noia perfecta i que tothom se fixes amb vosaltres. Pero d'akestes al món hi han ben poques i si hi han acaben sent cregudes i arrogants..xd.

Ser perfecte amb el temps es converteix en algo aborrit i superficial, ja que al final tot li surt bé i sembla que els demés estiguin a un altre nivell.

Així que millor tenir els nostres petits defectes, que poguem riure de naltres matiexos i que disfrutem de la vida:)

mua

leoriginaldisaster dijo...

seguro que con paciencia consigue todo eso que sueñe, y se siente ella misma.. y es feliz:)

muy linda la historia:)
linda chika:)

besotes!

Adriana dijo...

ainssss, me ha encantado!
yo también quiero bailar en una pista llena de globos de colores :)

Besitos!

Ela dijo...

y que esas burbujas llegen mas lejos que el sol =)

besos

Mirna dijo...

Es precioso, la manera de describir a alguien... :)
A mí también me gustan las piruletas de corazón... Yo, si tuviese que escribir sobre alguien, supongo que sobre Marte...
Besos desde...
Mirna

Al. dijo...

brutal

Desilusionista dijo...

¿Sabes?Lo más increíble es que has conseguido que me la imagine exactamente así.
Una Luna preciosa, sí señora ;)

Andrea dijo...

Y yo podría decir, que esa chica existe, y es alguien que conozco muy bien.

Incluso, hasta podría decir, que esa chica existe en muchos sitios diferentes.

Un beso.